fbpx

ENTREVISTA A RICHARD REDLEFSEN

ENTREVISTA A RICHARD REDLEFSEN

Por Anna González Gil - 08/02/2018 - Sé el primero en comentar

El Ego mata la creatividad, la confianza te da la actitud de “allá vamos, voy a hacer esto”.

“Batman vs Superman, El abuelo que no pagó la cuenta y se largó, Piratas del Caribe, Twin Peaks, American Horror History. Estos son sólo algunos de los títulos en los que Richard Redlefsen ha sido maquillador y proesthetic artist. Como él dice, su carrera es una aventura y desde Stick Art Studio nos morimos de ganas por contártela.

Richard, en tus perfiles de Instagram y de IMDB vemos una pequeña muestra de tus trabajos, pero la gran mayoría los tenemos que ver en las grandes pantallas de todo el mundo.

Remontándonos al pasado, ¿alguna vez pensaste que trabajarías para la industria del cine en Hollywood?

– Bueno, mi primera toma de contacto con la profesión fue en el maquillaje teatral ya que yo era bailarín profesional de ballet. Especialmente maquillé personajes como El Cascanueces y Don Quijote. Desde aquellos días comenzó a interesarme el maquillaje, para mí fue mágico y transformador.

No creo que  alguna vez haya pensado en la industria de Hollywood como tal, pero sí que te lo planteas a la hora de ser mejor cada día en el oficio.

La verdad que los estereotipos de “maquillador de celebridades en Hollywood” o “gurú del maquillaje” no son mi estilo.

Soy más de trabajo duro y dedicación en el oficio artesanal. Dicho esto, el trabajo está aquí en Los Angeles, así que trabajo en Hollywood, pero no lo interiorizo de ese modo.

¿Cómo conseguiste entrar en contacto con los equipos de las grandes producciones?

– Cuando comencé, trabajaba en tiendas de efectos especiales y en películas de bajo presupuesto, construyendo lentamente mis habilidades e intentando perfeccionar mi trabajo. Es un proceso lento, pero cualquier cosa que merezca la pena requiere tiempo y cuidado.

 Eventualmente trabajé a través de la asociación sindical de maquilladores de Estados Unidos que es donde salen la mayoría de los rodajes de las grandes producciones. Recuerdo que mi última película de bajo presupuesto fue de un presupuesto de $ 500,000.00 una pequeña película de terror de 18 días de rodaje. Después ingresé definitivamente en el sindicato y seguí con Piratas del Caribe 2 y 3 por un año y medio, y su presupuesto fue de $ 500,000,000.00 para ambas películas. Fue algo increíble.

Obtengo la mayor parte de mi trabajo de boca en boca y de otros maquilladores. Algunos proyectos son grandes producciones como la película Bright que hice el año pasado y otros proyectos son directamente pequeñas piezas de autor. Por lo tanto, el presupuesto varía, pero siempre que el maquillaje sea gratificante, estoy de acuerdo con cualquier presupuesto.

Cuando vas a iniciar un nuevo proyecto, ¿cuáles son los pasos a seguir para conseguir la verosimilitud entre el personaje y el actor/actriz?

– Bueno, algunas cosas entran en juego. Si es al comienzo de la producción del proyecto, puede que ya haya tenido representaciones de cómo se vería el personaje. A partir de ahí tendríamos una reunión para discutir cómo lograr esto a través de una aplicación de maquillaje, así como el coste y el tiempo de construcción, y también el tiempo para aplicar durante el rodaje. El factor más importante es el coste y el tiempo.

Si lo quiere bueno y rápido, no será barato, si lo quiere rápido y barato, no va a ser bueno, si lo quiere barato y bueno, no va a ser rápido.

En tu opinión, ¿cuáles son las habilidades que un maquillador debe tener para maquillar en la industria?

– Creo que tener un gran conjunto de habilidades es lo más importante. Ser competente desde belleza a efectos especiales o la aplicación de prótesis.

Saber cómo esculpir el molde de estas prótesis. Estar en todas las facetas del maquillaje hace que el artista sea un miembro valioso del equipo.

En Batman vs Superman, fui el segundo artista de maquillaje en mi departamento, Victoria Down, me preguntó durante mi entrevista ¿haces maquillaje de belleza y fx, dije que sí y ahora los productores me quieren porque no necesitan que dos personas hagan belleza

y tienen a una que pueda hacer esto y al mismo tiempo construir prótesis. Ser un artista versado significa que puedes trabajar todo el tiempo.

En el mundo del maquillaje de cine, la alta tecnología está a la orden del día creando personajes práctimente desde cero a través de un ordenador. ¿Cómo afronta el sector de maquilladores esta era casi 100% digital?

– Bueno, hemos visto cómo se ven estos personajes por ordenador y la mayor parte del tiempo se ven demasiado digitales. Creo que lo mejor es generar una simbiosis entre maquillajes prácticos con trabajo digital. En mi caso no he visto mi trabajo reemplazado por un ordenador.

Cada vez más directores quieren lo real frente a ellos. hay espacio para todos y nos necesitamos para alcanzar el mejor objetivo.

Para un profesional de tu nivel, que ha trabajado tanto en Europa como en EE.UU, ¿cuáles son las diferencias más notables a la hora de trabajar?

– Creo que los estilos de aplicación son la mayor diferencia que he visto. Creo que el maquillador estadounidense usa el aerógrafo más que un profesional europeo. El artista europeo utiliza muchas técnicas de cepillo de dientes y de cepillo gastado que me encantan. Aprendí muchísimo de ambos y me encanta usar ambas técnicas. Me encanta pintar con aerógrafo una criatura y motear, salpicar, vetear y hacer el maquillaje de personajes con un cepillo de astillas o un cepillo punteado y pinceles finos.

He notado que el tiempo en el que se realiza el maquillaje fuera de EE. UU. es más lento. Una aplicación casi elegante.

Aquí en los Estados Unidos es como: ¡vamos, vamos vamos! se trata de una precisión apresurada. Con productores respirando en nuestros cuellos como solemos decir. Como ya he dicho, tomo lo mejor de ambos mundos y trato de ser calmado, eficiente y rápido pero no demasiado.

A alguien como tú, que ya ha cumplido metas importantes en el sector, ¿cómo te planteas la profesión de cara a un futuro próximo, qué retos te planteas?

Bueno, continuar haciendo lo que hago y siendo lo mejor que pueda llegar a ser sería una de ellas. Mi antiguo director de danza me dijo una vez: “nunca terminas, eres como un mecánico hábil con el coche, siempre arreglando, jugando, un poco de aceite aquí, apretando por allá; siempre en proceso”.

Así que para mí, seguir buscando trabajo desafiante sería otra buena meta. Muchos quieren fama, premios, notoriedad. Estos son subproductos de cualquier profesión para mí. Ahora no voy a decir que no son agradables. Todo el mundo quiere eso, pero no es la fuerza impulsora para mí. El trabajo es la fuerza motriz, si eres sincero y lo honras, todo lo demás (fama, fortuna, notoriedad) te encontrará a TI, y cuando lo haga tendrá algo de importancia, pero también tendrás una mejor perspectiva de lo que significa en el panorama general. El Ego mata la creatividad. La confianza te da la actitud de “allá vamos, voy a hacer esto”.

Hablando con Richard, nos queda claro que la humildad, el esfuerzo y el trabajo duro son las únicas características que se necesitan, junto con el talento, para iniciar una carrera de éxito en el sector. No cabe duda que hoy por hoy sus trabajos como maquillador son un referente para muchos profesionales.

Agradecemos a Estela Fernández por conseguir el contacto y a Anna González  por realizar la entrevista.

5

COMENTAR

*Campos obligatorios

IDENTIFÍQUESE PARA ENTRAR EN LA INTRANET

¿Quieres recibir cómodamente en tu email nuestras novedades? Con nuestra newsletter estarás siempre al tanto de las novedades más importantes tanto en el mundo del maquillaje como en nuestra escuela y nuestros productos. ¡No te lo pierdas!

* Este campo es obligatorio