La caracterización en teatro

Por Corinne - 06/06/2010 - 2 comentarios

El trabajo de caracterización consiste en sacar partido de las facciones de un actor par  reproducir en su rostro la viva imagen de un personaje, protagonista de una obra de teatro o de una película.

Se busca en ocasiones un parecido, una similitud que sitúe el personaje. En raras situaciones el guión exige  una reproducción íntegra de un famoso, pero a menudo se trata de concebir la imagen de un personaje con pasado propio, y una visión de la vida distinta a la del actor. Se trata entonces de transformar los rasgos y la expresión de su cara, con el trazo y el color, entristeciendo o dinamizando el gesto, pero sobretodo transformando las proporciones de su rostro para cambiar su fisionomía.

Este trabajo requiere además de mucha sensibilidad, un buen sentido analítico y unas buenas nociones en morfopsicología, a parte de conocimientos técnicos. Se puede elaborar con productos clásicos de la belleza, aunque las líneas profesionales ofrezcan productos muy específicos para este uso y para conseguir efectos concretos de texturas de piel u de cabello.

La caracterización cuenta casi siempre con la ayuda de la posticería capilar que se elabora en talleres de fabricación. Caben las posibilidades de alquiler o de compra. La segunda opción se fabrica a medida de los actores y se suele realizar a partir de un diseño presentado por el departamento de caracterización.

El maquillaje de teatro se elabora pensando en la distancia, entre el escenario y el público, una distancia que podría variar según el lugar donde se realice la representación, haciendo una media de la primera fila con la última. Se contrastan los sombreados de manera que se puedan definir los rasgos y apreciar la expresión del actor desde la mitad de la platea.

La actuación de los personajes en teatro se ve forzada para una mejor percepción del público; de la misma forma, el maquillaje se puede realizar con trazos algo más caricaturales, siempre adaptándose al tipo de obra que se interprete, el estilo de la dirección, el decorado que se haya creado… etc.

El maquillador marca el ambiente del maquillaje en función de lo que cree necesario para la obra y, obviamente, como cualquier artista, en función del estilo que lo caracterice. Suele realizar las maquetas de las caracterizaciones para cada uno de los personajes. De esta forma y antes de iniciar las pruebas de maquillaje, tiene una visión global del trabajo por realizar. Colabora estrechamente con los  peluqueros y los estilistas para adaptarse a  las exigencias de todos los sectores, y acabar concibiendo una imagen que no interfiere en el equilibrio de las demás creaciones.

La luz es importante, ya que no solo sirve para iluminar el escenario sino que también se manipula para indicar el momento, de día o de noche, el lugar interior o exterior, las condiciones climáticas frías o cálidas, el ambiente del lugar o los sentimientos de los personajes. La luz tiene también una gran influencia sobre el color; por esta razón, el maquillador tan solo podrá considerar  finalizado su trabajo el día del estreno, cuando se inicie la aventura para la compañia teatral.

53

2 COMENTARIOS

Montse Sanfeliu 27 junio, 2010

Muy bueno este articulo. Me encanta este blog. Saludos

Giselle Rodríguez Prieto 12 mayo, 2014

Genial tanto el artículo como los trabajos.Gracias.

COMENTAR

*Campos obligatorios

NOVEDADES

Contáctanos

¿Tienes alguna duda sobre los productos, la escuela o cualquier otro aspecto de StickArt Studio?

Por favor, comprueba los campos marcados.

IDENTIFÍQUESE PARA ENTRAR EN LA INTRANET

43 − = 41

¿Quieres recibir cómodamente en tu email nuestras novedades? Con nuestra newsletter estarás siempre al tanto de las novedades más importantes tanto en el mundo del maquillaje como en nuestra escuela y nuestros productos. ¡No te lo pierdas!

* This field is required