La cochinilla o grana

Por StickArtStudio - 03/06/2010 - 9 comentarios

Cuando fui de vacaciones a Lanzarote algunos años atrás, no pude perder la ocasión de visitar una finca de cultivo de Cochinilla. Aquel parásito que tanto había oído mencionar en relación a la coloración de la cosmética se encontraba aquí, cubriendo casi en su totalidad las plantaciones de chumberas, kilómetros a la vista, como si de una plaga se tratase.

No resistí la tentación de arrancar uno de aquellos “aprovechados” para chafarlo entre mis dedos. Os recomiendo no desperdiciar la oportunidad si se presenta! Me encontré sangre pura, con todo el brillo de una sangre recién extraída de las venas… ¡Sorprendente por un bicho que tan solo se alimenta de la sabia de las pencas! Me imaginé entonces como los productores de chumbos pasaron de maldecir el bicho cuando invadió sus plantaciones a mimarlo para que se reprodujera en condiciones.

Compartiré con vosotros un pequeño resumen de la historia de la Cochinilla para que algún día, el que vaya de vacaciones a Lanzarote, no se olvide de ir a un cultivo de chumberas para chafar la cochinilla.

El descubrimiento de la cochinilla

El color rojo en la edad media se valoraba porque era relativamente escaso. Los tintoreros de la época eran capaces de reproducir gran variedad de colores, pero el rojo resultaba sumamente difícil de tratar de forma duradera. Como resultado, el tejido rojo era caro y por consecuencia representaba un destacable símbolo de poder económico. Se asociaba el color con la alta sociedad: quien se vistiera de rojo era una persona de mucho poder, que se merecía respeto”.

El descubrimiento de América por la Corona española abrió un nuevo mundo con varias riquezas desconocidas en la Europa de aquel momento. Una de ellas era la cochinilla, un pequeño insecto que abundaba en ciertos tipos de cactus que crecían en México. Este pigmento rojo se empleaba a modo de colorante textil en Perú y en Méjico desde antes de la conquista española. El primer envío de cochinilla a Europa se produjo en 1523, y durante varios siglos conjuntamente al oro y a la plata, fue uno de los materiales más codiciados de la exportación Americana.

Los primeros criaderos en España

Aunque se intentara a principios del siglo XIX aclimatar el cultivo en España sin éxito, la Cochinilla comenzó a proliferar por su cuenta, amenazando con convertirse en una plaga de los nopales, de los que se recogía sus frutos en la región de Tenerife. Su abundancia animó a algunas personas a su recogida, con tan buenos resultados económicos que en pocos años se convirtió en una industria floreciente. Durante muchos años, la explotación de la cochinilla fue en las islas canarias una fuente de riqueza muy importante, aunque se encuentra actualmente en claro declive. La aparición de los tintes sintéticos hizo que se convirtiera en un cultivo marginal.

Descripción de la cochinilla

La cochinilla es un insecto que vive como huésped de la tunera (chumbera), alimentándose de su savia. La hembra es materia prima para el colorante rojo natural, llamado comercialmente Carmín de Cochinilla. No se conoce más que una sola clase de cochinilla, a la que también se la da el nombre de grana. Cuando se seca y se pulveriza, genera un tinte que produce un color rojo profundo y duradero. En la industria cosmética, se emplea en lápices, polvos faciales, labiales, etc. Desde el punto de vista de calidad, la industria cosmética es la más exigente ya que tan solo acepta el carmín de alta pureza que coincida en tonalidad con sus patrones de calidad y color. Además, es el único colorante aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) para su uso en la zona de los ojos.

Se utiliza mucho en la alimentación, por ejemplo en los yogures (el colorante E-120), chorizos, caramelos, ropa, textiles, cosméticos o en la industria farmacéutica (jarabes, pastillas…). Los tintes sintéticos o industriales son mucho más baratos pero mucho menos inocuos. Sin embargo, es su aparición la que hizo que se convirtiera en un cultivo marginal.

Hoy en día en España, solo la isla de Lanzarote cultiva la cochinilla; aún así, su producción puede competir sin problemas con la de países como México, Colombia, Perú o Chile. En relación al maquillaje, hace muchos años que ha dejado de ser el principal colorante de nuestros labiales.

26

9 COMENTARIOS

V. Chiva 3 junio, 2010

vaya, que curioso!! y yo fumigando mis cactus…..

Rita 3 junio, 2010

¿Este bicho tiene algo que ver con el pequeño crustáceo que usaban los fenicios para fabricar su famoso tinte rojo?

Corinne 3 junio, 2010

La verdad, es que no tengo ninguna idea… De crustáceo, no tiene nada; además y aunque la apariencia de la hembra pueda tener similitudes por el caparazón que la cubre, el macho tiene alas… ¡A quien le iba a crecer! En contrapartida, muere apenas copular… Como tendría que ser en más de una ocasión.

Corinne 3 junio, 2010

Rita, me has picado la curiosidad! Definitivamente, el tinte que comercializaban los fenicios no tenía nada que ver con la cochinilla. Se trataba de un pigmento extraído de la secreción de un molusco, un caracol de mar. Tampoco conseguían el mismo color ya que, al parecer, la mucosidad en cuestión tiene un color rojo púrpura. En cambio, la cochinilla consigue un rojo entre carmín y granate.
He tenido que chafardear wikipedia para averiguarlo y aprovecho la ocasión para compartir el descubrimiento con vosotros:
http://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%BArpura_de_Tiro

Rita, gracias a tí hemos aprendido algo el 3 de Junio de 2010

Rita 3 junio, 2010

Vaya, me alegro. Ya me sonaba que no tenía que ver, pero el color me indujo a pensar que lo mismo andaba liada.

En cuanto a eso de morirse después de copular… Bueno, yo prefiero seguir viva y seguir copulando, no se si así debería de ser, pero que es más divertido eso seguro 😀

ÁNGEL TERE 3 junio, 2010

A mi también me habéis despertado la curiosidad, porque aquí en Alicante hay muchos «marranitos» o bichos bola, que buscando en Wikipedia veo que son las cochinillas. Los oniscídeos (Oniscidea), conocidos vulgarmente como cochinillas de humedad son un suborden de crustáceos isópodos terrestres con unas 3.000 especies descritas. Tienen un exoesqueleto rígido, segmentado y calcáreo, y poseen siete pares de patas. También se las conoce como chanchitos de tierra, bichos bolitas, bichos de bola, keka o marranito. Aunque no he chafado nunca ninguno y no se si serán los mismos. Ahora eso sí, pobre del primer bicho bola que encuentre porque voy a comprobarlo, por supuesto. Gracias por provocar que se despierte nuestra curiosidad.

Corinne 4 junio, 2010

En realidad, creo que son las larvas las que se emplean para el colorante. De hecho, es lo que desate de la chumbera cuando quise curiosear el color. No tiene patas, ni antenas. Quedan simplemente adheridas encima de la planta recubiertas de una sustancia blanquecina que deposita la cochinilla para que no se deshidrate al sol (amor de madre). Además, la cochinilla seca que venden en la industria de la coloración no parece a ningún bicho; son bolitas que se acercarían de aspecto a lo que es la larva.

Tere, si se te ocurriera asaltar una cochinilla macho para experimentar, déjalo vivir el pobre; ha nacido con el único objetivo de copular y, aunque parezca un rasgo común a muchas especies, este muere a continuación de toda forma.

Nuria 9 junio, 2010

Me temo que hay una confusión en lo que habéis dicho y creo que ha sido por la última foto que habéis puesto de un bicho bola.

La última foto que habéis colgado no tiene nada que ver con las cochinillas de la grana. Esta foto corresponde como ha dicho ángel tere a un crustáceo isópodo que son carroñeros y omnívoros y no tienen nada que ver con las chumberas.

El insecto que produce el colorante es un hemíptero del género dactylopius. Y son los adultos los que dan el tinte, concretamente la hembra.

La confusión viene en el nombre común, tanto a los bichos bola como al insecto de la grana se les conoce por el mismo nombre común de cochinilla pero no tienen nada que ver.

Os pongo el enlace de Wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/Dactylopius_coccus

Y para cualquier duda de bichos por aquí estoy, soy entomóloga y maquilladora 😉

luis 25 noviembre, 2010

deseo comprar cochinilla soy del Peru
0051-996367624
tengo buen precio

COMENTAR

*Campos obligatorios

NOVEDADES

Contáctanos

¿Tienes alguna duda sobre los productos, la escuela o cualquier otro aspecto de StickArt Studio?

Por favor, comprueba los campos marcados.

IDENTIFÍQUESE PARA ENTRAR EN LA INTRANET

− 1 = 1

¿Quieres recibir cómodamente en tu email nuestras novedades? Con nuestra newsletter estarás siempre al tanto de las novedades más importantes tanto en el mundo del maquillaje como en nuestra escuela y nuestros productos. ¡No te lo pierdas!

* This field is required