Sigo reivindicando la ortografía de la palabra V.I.S.A.J.I.S.M.O

Por Corinne - 25/12/2010 - Sé el primero en comentar

La ortografía de las expresiones procedentes de otras lenguas, según la Real Academia Española

El préstamo lingüístico (según la Real Academia Española)

Si se analiza el comportamiento de los extranjerismos incorporados a la lengua española a lo largo de su historia, se comprueba la tendencia de  estos a acomodarse a los patrones característicos de nuestro idioma, pues, en general, terminan adoptando una pronunciación u una grafía acordes con las pautas fono lógicas, sílabas, prosódicas y ortográficas propias del español, y realizando la flexión nominal (de genero y número) o verbal (de persona, tiempo, modo, etc.) de acuerdo con las pautas morfológicas de nuestro sistema lingüístico.

Una vez completado el proceso de acomodación a los patrones propios de nuestra lengua, estas voces extranjeras se consideran extranjerismos o préstamos adaptados, en oposición a los extranjerismos crudos o no adaptados, que son aquellos que se utilizan con la grafía y la pronunciación (más o menos exacta o aproximada) que tienen en su lengua de origen, y no se ajustan, por ello, al sistema fonético ni ortográfico del español.

De ahí que la Real Academia Española, junto con el resto de las que con ella integran la Asociación de Academias de la Lengua Española, siendo las instituciones encargadas de preservar la coherencia y la unidad del español, procuren orientar los procesos de adopción de extranjerismos para que su incorporación responda, en lo posible, a nuevas necesidades expresivas y se produzca dentro de los moldes propios de nuestra lengua.

Desearía con ello reivindicar la ortografía de la palabra V.I.S.A.J.I.S.M.O  (del fr. Visagisme), extranjerismo adaptado recientemente a la lengua española para definir el conjunto de cuidados y técnicas usados para embellecer el rostro , y que la Real Academia aún no ha registrado dentro del vocabulario oficial español.

El extranjerismo adaptado (según la Real Academia Española)

Como se han explicado arriba, tanto de forma espontánea como, en épocas recientes, a través de propuestas promovidas por la Asociación  de Academias de la Lengua Española en sus obras normativas, gran cantidad de voces de otras lenguas que se han incorporado al caudal léxico del español han experimentado ciertas variaciones formales con el fin de adecuarse al sistema fonológico, ortográfico y morfológico propio de nuestra lengua. Este proceso de aclimatación de los extranjerismos contribuye a preservar la coherencia de nuestro sistema lingüístico y mantener la fuerte cohesión entre grafía y pronunciación de que goza el español frente a otras lenguas.

It. attrezzo > esp. atrezo

Fr. boulevard> esp. bulevar

It. capuchino> esp. capuchino

Fr. croissant> esp. cruasán

It. spaghetti> esp. espagueti

Ingl. gangster> esp. gánster

Fr. passe-partout> esp. paspartú

Fr. ragoût> esp. ragú

Fr. yogourt> esp. yogur

A veces la adaptación solo requiere la aplicación de la tilde, como en «ambigú».

En cualquier caso, debe siempre respetarse la forma general de escribir los extranjerismos crudos con la marca gráfica que marca su condición de tales, como es preferentemente la cursiva o, en segundo término, las comillas. En cambio, los extranjerismos de uso corriente en español que se han adaptado a nuestra lengua y no plantean, por ello, problemas de inadecuación entre su grafía y su pronunciación según nuestras convenciones ortográficas, se consideran palabras españolas a todos los efectos y, por tanto, no necesitan marcarse en modo alguno.

Advertencia: todos los préstamos del francés que en esa lengua presentan la terminación –age se han adaptado al español con la grafía –aje: aterrizaje (del fr. Aterrizaje), brebaje (del fr. Breuvage), camuflaje (del fr. Camouflage), chantaje (del fr. Chantage), espionaje (del fr. Espionaje), masaje (del fr. Masaje), potaje (del fr. Potage), tatuaje (del fr. Tatouage), etc. De acuerdo con esta pauta, los extranjerismos con esta terminación que se adapten al español deben escribirse con j.

En conclusión y por si quedaran dudas relativas a la ortografía de la palabra V.I.S.A.J.I.S.M.O (extranjerismo adaptado), la Real Academia Española dicta que se debe aplicar la letra j ante la e, i en las palabras que terminan en –aje y -eje: abordaje, brebaje, coraje, dopaje, encaje, follaje, garaje, hospedaje, lenguaje, mensaje, paisaje, salvaje, deje, despeje, esqueje, hereje. Excepciones: enálage, hipálage, y el plural ambages.

20

COMENTAR

*Campos obligatorios

NOVEDADES

Contáctanos

¿Tienes alguna duda sobre los productos, la escuela o cualquier otro aspecto de StickArt Studio?

Por favor, comprueba los campos marcados.

IDENTIFÍQUESE PARA ENTRAR EN LA INTRANET

4 + = 6

¿Quieres recibir cómodamente en tu email nuestras novedades? Con nuestra newsletter estarás siempre al tanto de las novedades más importantes tanto en el mundo del maquillaje como en nuestra escuela y nuestros productos. ¡No te lo pierdas!

* This field is required