fbpx

Maximilian, la historia de un maquillador con estrella

Maximilian, la historia de un maquillador con estrella

Por Corinne - 19/12/2017 - Sé el primero en comentar

Maximilian, hijo de Abraham y Tandowsky Faktorowitz, nació en Rusia en 1877. Siguiendo el modelo familiar, se formó de maquillador y peluquero, forjando sus conocimientos profesionales con el prestigioso ballet imperial ruso.

La familia judía y de origen polaco, emigró a USA en 1904 buscando una nueva vida. Es al llegar en California cuando cambiaron la “k” de su apellido por la “c”, revolucionando al mismo tiempo el sector de la peluquería y del maquillaje con innovadoras creaciones.

Los Ángeles era para entonces un lugar reducido a un pequeño pueblo, pero donde se concentraba la recién industria cinematográfica. Junto con algunos miembros de su familia, fue el período en el que se lanzó en el negocio de la perfumería, de los cosméticos y del maquillaje, confeccionando fórmulas propias, dentro de un sistema totalmente artesanal.

Es en 1914 cuando presenta su 1ª emulsión, creada específicamente para el cine. Factor se daba cuenta que las luces de los sets de filmación afectaban a la percepción de las facciones y el tono de piel de los actores. Se dedicó a la investigación de fórmulas hasta conseguir crear el maquillaje compacto. Este producto se transformó en el indispensable de los estudios de cine, contagiando la calle a partir de los años 20.

Durante su etapa de apogeo en Hollywood, Max Factor se convirtió en el maquillador de las estrellas. Creó los looks de las actrices más influyentes del momento, convirtiéndose en el padre del maquillaje moderno.

Inventor incontestable dentro de su sector, es Max Factor quién ingenió en 1919 la pestaña postiza para la actriz Phillis Haver. Formuló su célebre Panstick con el que las actrices cubrían las imperfecciones de su piel. Creó tonos específicos para cada actriz: Platinum para Jean Harlow, Special Medium para Joan Crawford y Dark para Claudette Colbert.

En 1925, es el 1º en crear una linea waterproof para la película “Mare Nostrum”, productos que empleará Esther William en los años 40 para interpretar sus escenas acuáticas. Max Factor se convierte en una leyenda. Condecorado en 1938 por las artes y las ciencias del cine, es el que transformará radicalmente el maquillaje de la pantalla.

Al margen de los cosméticos, Max Factor desarrolló también numerosas técnicas de maquillaje, tanto para los efectos especiales de la industria del cine como para embellecer. En 1920 desarrollaba “Color Harmony”, el concepto de las armonías de color que no ha perdido actualidad. En estos momentos ya ponía de manifiesto qué color le iba a cada tono de piel, color de cabello, de ojos, etc.

También le debemos a Max Factor la invención de la manicura francesa, los lip gloss y la armonización de los tonos de labios a juego con las uñas, la cual se puso tan de moda en los años cincuenta.

Max Factor murió en 1938 para dejar las riendas a Max Factor Junior. La compañía pasó de padre a hijos hasta fusionarse en los años 70 con otras empresas de la cosmética.

Existió hasta 1996 el museo Max Factor en Los Angeles. Actualmente el edificio se ha convertido en la sede del Hollywood History Museum, pero las piezas de la firma se encuentran repartidas entre este museo y el Hollywood Entertainment Museum.

19

COMENTAR

*Campos obligatorios

IDENTIFÍQUESE PARA ENTRAR EN LA INTRANET

¿Quieres recibir cómodamente en tu email nuestras novedades? Con nuestra newsletter estarás siempre al tanto de las novedades más importantes tanto en el mundo del maquillaje como en nuestra escuela y nuestros productos. ¡No te lo pierdas!

* This field is required