fbpx

Aleix Torrecillas, experto en maquillaje SFX

Aleix Torrecillas, experto en maquillaje SFX

Por Anna González Gil - 08/10/2019 - Sé el primero en comentar

Estamos habituados a ver a los profesionales del cine y las grandes producciones, trabajando internacionalmente y haciendo películas de blockbuster, por ejemplo la filmografía de Marvel u otros títulos. Pero se nos olvida que a nivel nacional, cada vez hay más demanda en este sector y cada vez es más competitivo.

Por ello, hemos entrevistado a uno de los expertos de efectos especiales y creación de prótesis de este país. 

Aleix Torrecillas lleva desde los 16 años experimentando con materiales para la realización de prótesis y esculturas en un garaje, que más tarde se convertiría en su taller de trabajo.

El nombre de dicho taller es Zero y se ha ido abriendo brecha en el campo de la animatrónica, siendo en poco tiempo altamente competitivos en el mercado nacional y europeo.

Está formado por un equipo de profesionales especializados en diferentes disciplinas artísticas y liderado por el propio Aleix, conocido por su trabajo para cine y publicidad.

Cómo llegaste al mundo de los efectos especiales y cómo conseguiste montar tu taller?

Mi pasión personal por transformar caras me viene ya de muy pequeño cuando veía peliculas de fantasía como Laberinth con David Bowie o videoclips con muchos maquillajes como Thriller de Michael Jackson. Siempre llevaba carne artificial y laca de uñas rojo para maquillar cortes y heridas a mis compañeros del cole en la EGB.

Ese interés perduró en los años y a los 16 ya estaba rodeándome con gente del sector, colaborando en mis primeros cortometrajes. Mi taller de referencia donde siempre soñé trabajar era DDT, en el cual pude formarme como profesional durante muchos años.
Con el tiempo fuí conociendo a directores, productores y gente del sector que acabaron siendo clientes y así pude empezar a trabajar desde mi propio taller.
Podría decir que Zero SFX, empezó como mi «garaje donde no ensuciar» y con los años ha acabado siendo un taller profesional y competitivo de efectos especiales de maquillaje.
  • Desde tu punto de vista, ¿ha evolucionado la profesión en este país de hace 10 o 15 años a la actualidad? Si es así, en qué aspectos ha avanzado y en cuáles hace falta desarrollarse más para llegar a ser pioneros a nivel internacional.
Mucho! Se ha triplicado el número de personas que trabajan profesionalmente de los FX haciendo que el propio sector se enriquezca. Hemos ganado en calidad y profesionalidad. 
Yo pertenezco a una generación de técnicos que hemos salido de nuestras fronteras para trabajar y eso ha hecho que aprendamos con grandes profesionales y podamos aplicar aquí nuestros conocimientos.
 
  • ¿Lo mejor y lo peor de tu trabajo?
Lo mejor sin duda es la realización personal. El sentimiento de responsabilidad cuando llevas un proyecto y a un equipo detrás es muy grande, así que
cuando lo das todo de ti, el cliente queda contento y tu equipo sigue estando ahí, la satisfacción y el sentimiento de sentirte realizado es, quizás, lo mejor de mi trabajo.
Como cualquier otro trabajo donde te tienes que dejar la piel hay muchas cosas malas, pero
quizás la peor sea la conciliación familiar y las épocas de trabajo escaso.
  • Siendo un trabajo artesanal, casi de escultura. ¿Qué función tiene el maquillaje como tal a la hora de realizar una prótesis o un trabajo?
En el diseño y la creación de prótesis, el maquillaje tiene una importancia enorme y no sólo a la hora de aplicar. Ya desde la idea inicial y durante el desarrollo del proceso de creación interviene mucho el conocimiento personal del maquillaje tanto a la hora de aplicar los conocimientos en productos como a la hora de entender bien la anatomía para hacer un buen modelado.
Siempre digo que el proceso de modelado, moldes y copias es un 50% y el maquillaje final es otro 50%.
Una mala escultura o incluso una mala aplicación de la prótesis se puede arreglar con un buen maquillaje mientras al contrario no funciona igual.
  • ¿Cómo ves el futuro del sector? Cambios o adaptaciones.
El mundo audiovisual está en constante evolución y parece que «siempre viene el lobo» con las nuevas tecnologias en infografía, impresión 3D, motion capture, etc. Es cuestión de evolucionar con la tecnología o las técnicas y materiales del momento siempre sin dejar de lado nuestras aptitudes y conocimientos como artesanos.
Aunque el 3D esté muy avanzado y sean capaces de recrear escenarios y personajes que rozan la perfección, creo que lo físico siempre permanecerá ahí para dar ese toque de realismo que al final como espectadores a todos nos gusta ver y sentir. 
  • Desde tu punto de vista, qué conocimientos y aptitudes debe tener alguien que va a trabajar en un rodaje?
Desde mi punto de vista cualquier persona que quiera trabajar en el sector audiovisual y más concretamente en cine debe tener una actitud abierta, activa y sobre todo tener autocrítica para saber en todo momento que aquello que está haciendo tiene una calidad visual digna de salir en pantalla.
  • ¿Cuál es el perfil de alumno que soléis tener en vuestras formaciones?
En mis 13 años como formador de futuros artistas de los efectos especiales de maquillaje, sin duda, el perfil mayoritario que he tenido ha sido siempre gente ya iniciada en el maquillaje. Tanto estudiantes que han terminado su carrera y quieren profundizar en el mundo de las prótesis y los FX como personas ya profesionales y en activo con muchos años de carrera a sus espaldas y una filmografía muy extensa.
Pero en realidad, a mis clases acude todo tipo de gente de diversas disciplinas artísticas.
  • Cuál es el paso a paso que sigue vuestro equipo cuando va a trabajar o tiene un encargo para un rodaje.
Todos los trabajo empiezan con una llamada o un email que acaban materializándose en una entrevista con el cliente en nuestro taller o en su productora, para hablar exactamente de lo que necesitan para su proyecto.
Después del estudio y la búsqueda de referencias (maquillajes, esculturas, anatomia, texturas…) hacemos una valoración económica del trabajo que debe ser aceptada por el cliente.
Una vez aceptado el trabajo nos ponemos en marcha con la formación del equipo (que siempre varía dependiendo del trabajo),
compramos el material y empezamos a trabajar, normalmente con el lifecasting de los actores para tener sus bustos en yeso.
El proceso que sigue a partir de ahí es el de modelado, moldes y el positivado de prótesis para terminar el trabajo de aplicación en el set de rodaje.
  • Cuáles son los próximos proyectos que tenéis a la vista.
Antes de terminar el año tenemos previstos un par de trabajos. Una película ambientada en la Barcelona de principios del siglo XX y por otro lado estamos cerrando una colaboración para una serie de Netflix de la cual aún no puedo decir mucho.
 
Da gusto saber que siguen habiendo apasionados del maquillaje de efectos, capaces de crear tanto mundos fantásticos a través de sus personajes, como recrear las realidades más crudas. Si además tenemos la oportunidad de aprender de ellos, la experiencia cobra mucha más emoción. 
Pronto os informaremos de las próximas colaboraciones que tendremos con este gran profesional del sector SFX.
 
 
3

COMENTAR

*Campos obligatorios

IDENTIFÍQUESE PARA ENTRAR EN LA INTRANET

¿Quieres recibir cómodamente en tu email nuestras novedades? Con nuestra newsletter estarás siempre al tanto de las novedades más importantes tanto en el mundo del maquillaje como en nuestra escuela y nuestros productos. ¡No te lo pierdas!

* This field is required